8 consejos para dormir bien en verano

Llegado el verano todo el mundo dice lo mismo: “No puedo dormir por la noche con este calor”. De momento, no podemos controlar el tiempo y escoger que por la noche la temperatura caiga hasta los 18-20 grados, pero sí podemos cambiar algunos hábitos para conciliar un poco mejor el sueño, hoy te traemos 8 consejos para dormir bien en verano.

 

1.Evita el ejercicio físico intenso antes de irte a dormir

Este consejo sigue siendo un gran clásico, pero es verdad. Cuando entrenamos, nuestro cuerpo coge mucha más temperatura y nos activamos, por lo que con un cuerpo despierto y con la temperatura corporal elevada, dormir nos va a costar mucho más. Opta por hacer deporte las primeras horas de la mañana en verano.

2.Apaga los electrodomésticos que no uses

Puede parecer una tontería, pero los electrodomésticos enchufados generan calor. Desenchufa todo lo que no utilices. Y siempre que puedas evitarlo, no utilices el horno. Encender en pleno agosto el horno en la cocina para hacer un asado, un bizcocho… es una tortura y conseguirás calentar aún más la casa.

3.Ojo a la ropa de cama

Muchas personas necesitan taparse hasta en verano. Para evitar que sudemos más de la cuenta en verano, opta por sábanas que resulten más frescas como algodón o lino. Si puedes, escoge unas sábanas con pocos hilos ya que resultan más frescas y ligeras.

4.Una ducha templada es mucho mejor que la fría

Es cierto que una ducha de agua fría en verano no tiene precio. Aliviamos el calor de nuestro cuerpo y nos dan ganas de quedarnos bajo el agua para siempre. Pero con el agua fría, reducimos nuestra temperatura y cuando salimos de la ducha, nuestro cuerpo tiene que adaptarse de nuevo a la temperatura ambiente, por lo que volvemos a coger calor con mucha rapidez y pronto nos vemos sudando. Para evitar esto, lo mejor es una ducha con agua templada, así nuestro cuerpo no hará el esfuerzo y sobrecalentamiento para adaptarse a la temperatura ambiente.

5.Ventilar sigue siendo importante

Es cierto que al mediodía no ventilamos la casa, pero las primeras horas del día cuando hace fresquito sí tienes que ventilar. Todo el aire de la casa se renueva, y evitamos que el aire se note cargado (que ya bastante tenemos con el calor). Con abrir un poco por la mañana y otro por la noche, o incluso dejar ventilando la casa toda la noche, es más que suficiente.

6.Un buen colchón sigue siendo esencial

Tener un buen colchón es importante en cualquier época del año. Como recomendación, debes saber que un colchón de muelles es lo más fresco para verano. En los núcleos de muelles el aire puede circular mejor dentro del colchón, ¿qué significa esto? Significa que el colchón no retendrá tanto el calor. En Khama tienes varios colchones de muelles ensacados, perfectos para un buen descanso en verano e invierno.

7.¿Has probado dormir con un ventilador?

Es cierto que no enfría el aire, sólo lo mueve, pero nos sirve para aliviar la sensación de calor en la habitación y evitan que nos resfriemos. Dormir con el aire acondicionado sí es más peligroso ya que corremos el peligro de coger un buen resfriado. Además, un ventilador es un producto barato y que no tiene un consumo excesivo.

8.No te fuerces

Si no puedes dormir, no tienes sueño ni estás cansado y te obligas a estar en la cama lo único que conseguirás será frustrarte. Empezarás a dar vueltas, no encontrarás la posición para dormir, sudarás, te dará calor… Sal de la cama si no puedes dormir, quédate en el sitio más fresquito de la casa y lee un libro o haz algo que te haga dejar de pensar en el calor y en que no puedes dormir. Aprovechar para pasear al perro por la noche también puede ser una buena opción.

Compartir
Facebook
Twitter
LINKEDIN
Instagram

Comments are closed here.