Khama almohada postura la dormir de lado

Dime qué postura prefieres… y te diré de qué almohada careces

Hoy queremos compartir contigo nuestra experiencia acerca de la almohada que deberías tener según la postura en la que suelas dormir.

No podríamos dormir sin almohada ya que mantiene sujeta la cabeza mientras dormimos y ayuda a la columna a mantenerse en una buena posición mientras descansamos. También es importante destacar que las personas que duermen en pareja, lo ideal sería que cada uno tuviera su propia almohada ya que tenemos fisonomías distintas y maneras de dormir distintas.

Khama almohada postura la dormir de lado

Almohada según postura al dormir

Boca arriba

Si te gusta dormir boca arriba, lo ideal es optar por almohadas de firmeza y altura media. Si escogemos una almohada excesivamente alta, estaremos forzando el cuello y por la mañana nos dolerá. Lo mismo ocurrirá si escogemos una almohada demasiado baja y blanda. Siempre tienes que notar que toda tu espalda y cervicales están alineados.

Boca abajo

Si duermes en esta posición, lo tuyo serán las almohadas bajas y blandas. Si coges una almohada alta, estarás obligando a tu espalda a pasar la noche en una postura más que forzada.

De lado

Da igual si es sobre tu brazo derecho o izquierdo, si duermes de lado, tu almohada debe ser gruesa y de firmeza media-alta. Cuando dormimos de lado, el cuello tiene que seguir alineado con la columna, no podemos tener el cuello doblado porque tenemos una almohada excesivamente alta o baja. Para acertar con la altura de tu almohada, tendrás que medir: mide la distancia entre tu hombro y tu oreja. Así sabrás la altura de tu almohada ideal para dormir de lado.

Khama almohada postura al dormir boca arriba

También será importante que tu almohada tenga doble funda. Así alargarás su vida útil, resultará más higiénica y su mantenimiento será más fácil.

Recuerda que tal y como aconseja ASOCAMA (Asociación Española de la Cama) debes cambiar la almohada cada 2 años. Puede parecer poco tiempo de vida para la almohada, pero apoyamos la cabeza noche tras noche lo que supone: sudoración en verano cada noche, suciedad de la cabeza que aunque invisible va quedándose en la almohada…

Tener una buena almohada es tan importante como tener un buen colchón o que nuestra base o canapé estén en buen estado. Así que no lo dudes y cambia tu almohada cuando cambies tu colchón sin pensarlo dos veces.

 

Compartir
Facebook
Twitter
LINKEDIN
Instagram

Comments are closed here.