Cómo mantenerse hidratado

La hidratación no es sólo para el verano. Cierto es que en el periodo estival hay que reforzarla, pero realmente es un hábito que debemos seguir regularmente para que nuestro cuerpo funcione a las mil maravillas. Si quieres saber más sobre este tema tan importante para la salud… ¡sigue leyendo!

 

¿Por qué hay que hidratarse?

¿Sabes lo importante que es el agua para tu organismo? El cuerpo humano está formado por casi un 80% de agua. Y mediante la sudoración y la orina expulsamos una gran cantidad durante el día. Es por ello que hay que compensar la pérdida de este preciado líquido bebiendo agua suficiente como para poder atender todos los procesos orgánicos que tienen lugar en nuestro organismo: la digestión, la expulsión de desechos, la correcta circulación de la sangre, la regeneración de las células, etc.

 

Formas de mantener la hidratación

¿Qué ocurre cuando no hemos tomado suficiente líquido? Que aparecen el cansancio, la sequedad en la boca, el cuarteo de la piel de los labios, el dolor de cabeza y el mareo. Nuestro cuerpo se sobrecalienta y puede alterar el equilibrio de los minerales que necesitamos para mantenernos bien. ¿Cómo es posible evitar esta situación de “bajón”?

  • Bebe agua de manera constante, a pequeños sorbos. Lo mejor es llevar un botellín en la mochila o bolso, para tener siempre disponible la opción de hidratarse durante el camino el trabajo o mientras paseamos. Es imprescindible para evitar el temido golpe de calor en verano, debido a las altas temperaturas.
  • Prueba el agua de coco. Se revela como uno de los líquidos que más ayudan a reponer tras un esfuerzo físico, por su alto contenido en potasio, el cual ayuda a evitar los calambres musculares.
  • Toma zumos recién exprimidos. La fruta aporta azúcares y agua de forma natural, ya que ambos están presentes en su composición. Evita aquellos envasados que tienen añadidos, pues te provocarán más sed e ingerirás más calorías de las que necesitas.
  • Incluye bebidas isotónicas si practicas deporte de manera regular. Son esenciales para reponer las sales y minerales que se pierden por la transpiración.
  • Cambia tu caluroso colchón por uno que permita una correcta transpiración, así evitarás pasar la noche sudando y sin poder dormir.
  • Pásate al té. Es una bebida natural y ancestral con muchas propiedades, sobre todo diuréticas. Dependiendo del tipo de té, podrás beneficiarte de sus poderes antioxidantes y revitalizantes.
Compartir
Facebook
Twitter
LINKEDIN
Instagram

Leave a comment

*