Catalogo

EL COLCHÓN KHAMA AUTOARTICULADO

Cuando nos sentamos frente al televisor y tenemos en la mano el mando a distancia nos sentimos poderosos. Toda la oferta de Netflix, Amazon Prime, Movistar y HBO —entre otras plataformas en streaming y demás ofertas audiovisuales convencionales como La 2, por ejemplo— reposa en nuestro mando a distancia esperando a que desenfundemos y apretemos el gatillo, como en las películas de vaqueros. Estamos viendo algo que nos gusta, pero, aún así, cambiamos de canal. Somos invencibles.

Ahora también podemos ser invencibles en materia de descanso. En KHAMA hemos creado el colchón definitivo: un colchón KHAMA autoarticulado con mando a distancia para sentirnos poderosos, como con el mando de la tele. Un colchón único que supone una revolución tecnológica porque incorpora un mecanismo seguro, silencioso e imperceptible que lo convierte en un colchón autoarticulado, sin la necesidad de que un somier lo mueva. Un triple mortal para los amantes de las películas y series desde la cama. Si no era suficiente con un mando, ahora dos.

Con el mando a distancia de siempre podemos elegir entre leer el recetario de El Buen Dormir, ver un par de capítulos de Gambito de Dama o una píldora de Marie Kondo para organizarnos el armario. Con el nuevo —el mando a distancia del colchón articulado de KHAMA— tenemos todo el poder del descanso en la mano. A golpe de clic podemos incorporarnos para leer mejor, acomodarnos hasta buscar ese punto perfecto cuerpo-ojos-tele o relajar las piernas elevándolas —alrededor de 115 grados— para mejorar la circulación y favorecer el descanso. Definitivamente, llegados a este punto, somos invencibles.

El colchón articulado se fabrica con independencia de lechos y en tres firmezas diferentes: suave, media y firme.

Firmeza suave para las personas con IMC entre 16.5 y 24.9. En KHAMA la conseguimos mediante una tecnología híbrida formada por una capa de espuma Bluemoon —de alta resistencia, pero suave y esponjosa— que colocamos sobre una base de muelles ensacados Multispring®.

Firmeza media para las personas con IMC entre 25.0 y 29.3. Colchón compuesto por látex orgánico combinado con un núcleo interior de muelles ensacados Multispring®.

Firmeza firme para las personas con IMC entre 30.0 y 39.8. Firmeza firme, valga la redundancia, para aquellos IMC más elevados. Aquí el secreto está en la viscoelástica de alta densidad sobre los ya famosos muelles ensacados Multispring®.