Por qué es tan difícil comprar colchones de viscoelástica

No solo resulta compleja la compra de colchones de viscoelástica, sino también de muelles, de látex… En resumen, cuanto un cliente necesita comprar un colchón, la experiencia no resulta muy placentera por no decir traumática. ¿Por qué es tan difícil comprar colchones?

El motivo de esta experiencia poco placentera es por la existencia de muchas marcas en el mercado. Con todo tipo de ofertas buenas, regulares y malas que fabrican y/o venden colchones de viscoelástica. El surtido de oferta que encuentra el cliente es infinito, con diversos tipos materiales. Al final parece que estamos comprando a la propia NASA. Con esto nos referimos a que a veces alguna marca tiene la tentación de no ser muy honesto y trasparente en su oferta, solo con el fin de llamar la atención. Por último, existe una amplísima variedad de precios que seducen al cliente a hacer una compra barata que puede acabar resultando cara.

Entonces surge la duda de con qué colchón quedarnos al tener tanta variedad de colchones viscoelástica. En ese momento las marcas argumentamos que depende del peso, de la altura, de la humedad, de la forma de dormir, de la zona donde vivas, si duermes solo o acompañado etc.

Luego esta ir a probar colchones de viscoelástica durante cinco minutos en una tienda para comprobar qué colchón visco nos gusta más. Bajo nuestro punto de vista esto es un error. Para comprobar realmente si un colchón se acomoda a tus necesidades, probándolo cinco minutos con ropa de calle, con la presión de un vendedor y de ver a más gente en la tienda… No nos proporcionará ni la información suficiente ni la experiencia necesaria como para poder valorar si un colchón es el adecuado.

Luego están las distintas clases de visco que se utilizan para fabricar los colchones. Existen infinidad de tipos, gramajes, densidades, etc. Es decir, que saber que colchones de viscoelástica son los que mejor relación calidad-precio tienen no resulta una tarea muy sencilla para el cliente. El cliente al final acaba dejándose seducir por el colchón visco más barato. Pensando que tendrá las mismas prestaciones que un colchón que vale 100€ más.

La única forma de saber que colchones con viscoelástica son los adecuados para cada persona es durmiendo sobre este colchón varias noches. Existe el riesgo de que si el colchón que en un primer momento compramos en tienda física muy convencidos no se adecua a nuestra necesidades, la marca no va a permitirnos devolverlo y nos lo vamos a tener que “comer con patatas”😮.

Por eso en Khama queremos ser muy transparentes y honestos. Queremos dar la oportunidad a nuestros clientes de que si antes de 100 noches no se sienten ni satisfechos, ni cómodos con el colchón que compraron, pueden cambiarlo o devolverlo. Sin penalización económica. Reembolsando el 100% del dinero que pagaron por el (siempre que el colchón no esté sucio, roto o maltratado).

Recuerda que estamos disponibles para resolver tus dudas en nuestro número gratuito, a través del chat, por Whatsapp y por email.

Compartir
Facebook
Twitter
LINKEDIN
Instagram

Leave a comment

*