¿Cómo elegir mi colchón?

Existen tres criterios principales para elegir un colchón

La sensación de frescor en verano

Firmeza

La sensación de calidez en invierno

¿Qué firmeza elijo para mi colchón?

Firmeza superior

Un colchón con firmeza superior está destinado para personas que varían mucho de posición cuando duermen o tienen un peso elevado. Necesitamos un colchón viscoelástico que aporte una mayor libertad de movimientos. Para ello utilizamos un núcleo compuesto por viscoelástica de alta densidad y HR. Así cuando nos tumbamos sobre este tipo de núcleo, éste se adapta al cuerpo perfectamente y elimina las tan incómodas presiones sobre este, liberándolo. Esto se traduce en un descanso más cómodo, reconfortante, aportando una mejora de la circulación sanguínea dando como resultado un descanso más saludable.

Firmeza suave

Las personas que suelen dormir de lado o tienen un peso más ligero necesitan colchones de látex que ofrezcan una firmeza suave que aporte una excelente adaptación y se obtenga un refuerzo sobre la zona lumbar que es donde se ejerce más presión durante el descanso. Este núcleo ofrece un descanso esponjoso, suave, con gran adaptabilidad y con la garantía de ser un material saludable.

Firmeza intermedia

Un colchón que ofrezca una firmeza intermedia, ofrece la perfecta combinación entre libertad de movimientos y adaptabilidad del colchón al cuerpo. Para conseguirlo necesitamos un colchón con núcleo de muelle micro-ensacado. Esta tecnología se comporta de una manera extraordinaria porque mantiene la independencia de lechos. Esto facilita que los movimientos de una persona no perjudiquen a los de su pareja. Son colchones muy transpirables, lo que facilita el descanso saludable y cuenta con refuerzos perimetrales, que dan como resultado la combinación perfecta entre firmeza y adaptabilidad.

Tejidos de colchón para la cara de Verano

3D

Nuestro tejido de colchón 3D no tiene rival a la hora de regular aire y humedad. Ofrece la mayor sensación de frescor posible, haciéndolo ideal su uso en ambientes muy húmedos, zonas de costa o personas calurosas que necesitan en verano dormir con ventilación. Consta de una doble capa superior e inferior, conectada a través de millones de fibras. Esta característica hace que el tejido proporcione una gran comodidad al cuerpo, aportando ventilación, confort e higiene.

Algodón orgánico

Cuando lo que se busca es una sensación de frescor intermedia, el tejido de colchón con algodón orgánico es el más adecuado, no solo porque proporcione una gran ventilación sino también porque al ser un tejido natural es respetuoso con el medio ambiente ya que es cultivado en campos de tierra libre de pesticidas y productos químicos garantizando un descanso saludable.

Feran Ice

En zonas de interior sin humedad, que requieren incluso taparse mientras se duerme, el mejor tejido para el colchón es el ®FERAN ICE. Este tejido ofrece la sensación de frescor justa gracias a una suave capa hidrofílica que absorbe la humedad existente del tejido, aumentando la capacidad de evaporación y refrescando el cuerpo en su justa medida.

Tejidos de colchón para la cara de Invierno

Seda natural

Si aun estando en invierno eres una persona calurosa, el tejido de tu colchón debería ser de seda natural, ya que este tejido te proporciona la sensación de menor calidez para el invierno y además garantiza un descanso saludable al producir un ambiente inhóspito para los ácaros ya que contiene una proteína natural que los repele. Además su suavidad es incomparable y con sus propiedades se adapta al equilibrio de nuestros cuerpos de una forma natural, siendo un remedio perfecto para un sueño profundo y reparador.

Lino

Para aquellas personas que prefieran una sensación de calidez intermedia, sin ninguna duda el lino es el tejido perfecto para tu colchón ya que combina en su justa medida frescor e higiene. Además este tejido no irrita ni produce alergias y está demostrado que dormir sobre este tejido produce mayor bienestar, un sueño más profundo y mejora claramente nuestra calidad de vida al garantizar un descanso saludable.

Lana

Si eres una persona friolera, que requiere una sensación de mayor calidez, entonces el tejido de colchón de lana te ofrece una óptima regulación térmica. No solo calienta en invierno, además, gestiona la humedad de forma natural, es anti alérgico y anti ácaros proporcionando un descanso saludable. Al no generar ni acumular electricidad estática, favorece una frecuencia cardíaca tranquila y un descanso reparador. La lana te acoge las diferentes curvas del cuerpo de manera natural y mejora la calidad del sueño.

Configura tu colchón a medida