IMC= Peso / Altura²

Desde que comenzamos la fabricación de colchones, ya son más de 30 millones de personas las que han dormido en Khama. Sin embargo, ha sido recientemente, cuando hemos corroborado que existe una manera lógica, sencilla y segura de elegir tu colchón ideal, con tu índice de masa corporal, IMC. En Khama somos capaces de personalizar tu colchón con la firmeza adecuada, en un simple test de solo 3 pasos.

Para dormir bien, un colchón debe proporcionar la firmeza y el confort ajustado a nuestro peso y altura (IMC).

Si el colchón es más suave de lo que indica tu IMC, puede provocar a medio plazo dolor de espalda, al no alinear la columna vertebral.

Si el colchón tiene una firmeza adecuada a tu IMC, ofrecerá el equilibro perfecto entre dureza y adaptabilidad proporcionando un descanso saludable.

Si el colchón es demasiado firme para tu IMC, puede crear una presión excesiva que provoque dolencias en hombros, piernas o lumbar.

En Khama realizamos una investigación con 1.200 clientes de diferentes IMC y aprendimos las claves en la elección del colchón adecuado

FIRMEZA SUAVE

IMC entre 16.5 y 24.9

Las personas con IMC entre 16.5 y 24.9, disfrutan del mejor confort con un colchón de Firmeza S (suave), que conseguimos mediante la tecnología híbrida formada por Bluemoon, un material de alta resiliencia, suave y esponjoso, sobre muelles ensacados Multispring en la base.

FIRMEZA MEDIA

IMC entre 25.0 y 29.9

Aquellas personas que se encuentran entre 25 y 29.9 logran su confort ideal con un colchón de firmeza M (media). La tecnología híbrida de Khama que ofrece esta firmeza está compuesta por látex orgánico, combinado con muelles ensacados Multispring.

FIRMEZA FIRME

IMC entre 30.0 y 39.8

Las personas con IMC entre 30.0 y 39.8 alcanzan su mejor confort con un colchón de firmeza F (firme). La tecnología híbrida de Khama, que se adapta a esa necesidad concreta, está compuesta por la viscoelástica de alta densidad sobre un núcleo de muelles ensacados Multispring.

Ideal para parejas

Finalmente y el aprendizaje más valioso fue que, como todas las parejas no tienen el mismo IMC, esto nos exigía personalizar cada lecho del colchón, ajustándolo al peso y altura de cada uno de los durmientes. Y, por tanto, las parejas con pesos y alturas distintas descubrirán que el lado de su colchón se adapta a sus necesidades.

Producto añadido para comparar

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra web, para mejorar nuestros servicios y facilitar su navegación.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.