Garantía Khama — Khama

Garantía Khama

¿Qué garantía de fabricación tienen vuestros productos?

Dos años

¿Por qué solo dos años?

El 99.9% de los defectos de fabricación se detecta antes del primer año. Por lo tanto no ampliamos seguridad al cliente por ampliar dicha garantía.

¿ Qué cobertura tiene vuestra garantía?

Khama garantiza en todo el territorio nacional al propietario de productos Khama la reparación gratuita de todo defecto de fabricación durante los dos primeros años. Cuando requiera cualquier servicio de reparación deberá mostrar su factura de compra. La factura se puede descargar desde su perfil en Khama en el apartado: Historial y detalles de mis pedidos. Ahí podrá descargar en PDF su factura. Durante el periodo de garantía el servicio técnico y los desplazamientos son gratuitos.

¿Qué exclusiones tiene la garantía?

Humedades aparecidas en el colchón a consecuencia de una mala ventilación. Consecuencias lógicas del uso y disfrute del producto como desgaste de los tejidos, golpes o negligencias. Daños por el mal trato, incluso los de transporte, que deberán reclamarse en presencia del personal de la compañía de transportes, por lo que conviene inspeccionar los paquetes antes de confirmar los albaranes de entrega correspondientes. Si el producto queda dañado por incendio, inundación, accidentes meteorológicos, golpeo o aplastamiento. Los daños sufridos en el colchón debido a una base en mal estado o bases de láminas con distancia excesiva entre ellas que pudieran provocar malformaciones en el colchón,  los daños sufridos en la base debido a un colchón en mal estado también están excluidos en la garantía. Reparaciones o manipulaciones por terceras personas realizadas en los productos Khama anularán la garantía del producto. 

¿Cual es el mantenimiento estándar de un producto de descanso?

No coloque el colchón nuevo sobre una base deteriorada. Esto podría producir daños en su nuevo colchón, que no quedarían cubiertos por la garantía. Khama dispone de bases especialmente diseñadas para potenciar las cualidades del colchón. No sobrecargue los canapés abatibles. Es aconsejable que no lo manipulen niños, ya que es posible un riesgo de atrapamiento.

Para mantener su nuevo colchón en estado óptimo por más tiempo, gire y voltee el colchón con regularidad. Hágalo desde el cabecero al piecero, de arriba a abajo. Khama diseña su colchón a dos caras, por lo que es más fácil recordar la rotación del colchón. Un canapé, una base tapizada o un somier de láminas resulta un soporte más flexible para su colchón. Este tipo de bases se recomiendan en los colchones de látex, ya que permite una adecuada transpirabilidad y evaporación de la humedad.  No se debe saltar o poner de pie sobre el colchón, los materiales internos podrían dañarse.

No permanecer de pie sobre ningún equipo de descanso en general, como bases, canapés o somieres. Para mantener el colchón limpio y protegido contra los líquidos, use una funda desenfundable y lavable. Cuando lave la funda protectora, asegúrese de que antes de volver a proteger el colchón , la funda está seca y evitando así humedecer el colchón. Cuando desembale el colchón, déjelo unas horas en lugar ventilado. En el mercado no existen productos para el descanso que cumplan su función de manera indefinida. Factores como el uso y el paso del tiempo hacen que la firmeza, elasticidad e higiene del producto disminuya. Desde ASOCAMA (Asociación Española de la Cama) se recomienda cambiar el equipo de descanso cada 10 años.

¿Alguna otra recomendación?

Los colchones de látex necesitan un soporte que permita su transpiración, por ello no recomendamos su uso con una base tapizada, tatamis, o cualquier tipo de soporte que no permita la correcta ventilación de los mismos. Ni los colchones de látex ni los colchones viscoelásticos se pueden poner sobre bases barnizadas. No podremos hacer efectivo nuestra garantía por defectos derivados por uso inadecuado, mal almacenamiento, suciedad, uso de la fuerza, daños por agua o fuego, cargas excesivas, humedad o manchas en el colchón, utilización de productos químicos, o reparaciones efectuadas por terceras personas o haber utilizado el colchón con una base inadecuada o deformada.

Las tolerancias respecto a las medidas de largo, ancho, y grueso que admitirán variaciones de +/- 3 cm. Desde el inicio del uso del colchón se puede producir un leve asentamiento de las capas internas que oscila entre +0/-2 (norma UNE-EN 1334:1996). Esta circunstancia es totalmente normal y no se contempla como defecto de fabricación. Es muy, pero muy aconsejable utilizar el colchón con un protector, este protector mantendrá tu colchón limpio protegido de la humedad y agentes externos, es más, lo ideal es tener al menos dos fundas protectoras para utilizarlas sucesivamente cuando alguna de ellas se esté lavando. No es recomendable ponerse de pie o saltar sobre el colchón.

Producto añadido para comparar

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra web, para mejorar nuestros servicios y facilitar su navegación.
Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.