Posturas no recomendables para dormir

Dormir, en sí, es un proceso fácil. Tan sólo hay que dejar caer el cuerpo cansado sobre el colchón y dejar que los párpados se cierren. Sin embargo, descansar bien no es producto de la suerte, sino de unas condiciones idóneas. A parte de tener un buen colchón adaptado a nuestro cuerpo, se hace igualmente importante el adoptar una postura correcta que beneficie ese relax y la distensión de nuestros músculos. ¿Quieres saber si duermes en posturas no recomendables? ¡Compruébalo!

 

Las peores posturas para dormir

  1. Posición fetal exagerada. Cuando tratamos de dormir de lado flexionado mucho las rodillas hacia el pecho, forzamos una flexión en la espalda baja poco beneficiosa, forzando una curvatura de la columna y propiciando la tensión lumbar.
  1. Tumbándote bocabajo. Se trata de una de las posturas no recomendables, ya que resulta muy dañina para la columna. ¿Y a qué se debe? A que provoca la tensión de la musculatura del cuello y el área lumbar, dado que se arquea la espalda de manera forzada. Igualmente, se oprime el pecho, dificultando una correcta respiración y se produce el sobreesfuerzo involuntario de ese grupo muscular.
  1. Con una almohada no adaptada a la altura del cuello. Si es demasiado alta o demasiado baja, conseguiremos que el reposo de nuestras cervicales no sea el correcto. Esto provoca dolores de cuello y sobrecarga muscular en la zona de las cervicales y los hombros.
  1. Poniendo un brazo sobre la parte superior de la cabeza. Se trata de una postura no natural que impide el descanso de los brazos. Además, añadimos una postura negativa que afecta a la postura del cuello, lo que termina tensando espalda y cuello.
  1. Cruzado en la cama. Esta postura hace que abandonemos el confort de la almohada para perdernos en la amplitud del colchón, estirándonos en modo transversal. Esta postura, por muy placentera que parezca por la cantidad de espacio, es dañina, ya que normalmente la almohada no se encuentra bien apoyada en nuestra cabeza. Igualmente, la estructura del colchón suele diseñarse para dormir en sentido horizontal, por lo que cubrir esa zona desigual en firmeza puede complicarnos el descanso.

 

Compartir
Facebook
Twitter
LINKEDIN
Instagram

Leave a comment

*