Vive tu KHAMA, el colchón que se adapta a ti y a tu pareja.
¡Últimos días! Con tu colchón ideal te regalamos las almohadas.
Curiosidades / Fases del sueño: Cómo funcionan y cuánto duran

Fases del sueño: Cómo funcionan y cuánto duran

06/05/24 - 4 Min. Lectura
fases del sueño

Las fases del sueño desempeñan un papel crucial en la salud física y mental. Bien sabemos que durante el sueño, nuestro cuerpo se recupera y se prepara para enfrentar un nuevo día, pero lo que no sabemos es que durante todo el tiempo que estamos durmiendo, nuestro cerebro no realiza las mismas funciones. 

En realidad, el sueño se divide en varias fases que se alternan a lo largo de la noche, y cada una de ellas cumple una función específica. El sueño profundo, por ejemplo, está asociado con la restauración del cuerpo, mientras que el sueño REM está relacionado con la consolidación de la memoria y el procesamiento emocional.

¿Cuáles son las fases del sueño?

En KHAMA nos encanta saber cómo nuestro cuerpo se prepara con el descanso para tener una vida mejor. Por eso, analizamos con detalle cada fase del sueño.

Sueño de transición o somnolencia

Estamos seguros que es casi la única que tú mismo puedes reconocer. Es que, la primera fase del sueño es el período de transición entre la vigilia y el sueño. Durante esta fase, el cuerpo comienza a relajarse y la actividad cerebral disminuye gradualmente. 

La somnolencia es común en esta etapa, y las personas pueden experimentar sensaciones de estar a medio camino entre el sueño y la vigilia. Además, los músculos se relajan, la respiración se vuelve más lenta y los movimientos oculares se hacen menos frecuentes.

¡La somnolencia es crucial para preparar el cuerpo y la mente para el sueño profundo que vendrá después!

Sueño ligero

Después de la fase de somnolencia, entramos en el sueño ligero. Durante esta etapa, la actividad cerebral disminuye más, pero aún somos conscientes de los sonidos y estímulos del entorno. 

El sueño ligero es más fácil interrumpir que el sueño profundo, lo que explica por qué nos despertamos con mayor facilidad durante esta fase. Imagínate que estás en tu cama, medio dormido, y puedes escuchar el zumbido del aire acondicionado o el sonido de un automóvil que pasa por la calle. 

Aunque estés en un estado de relajación, estos sonidos pueden penetrar en tu conciencia y, a veces, incluso despertarte brevemente. Es posible que sientas que estás flotando entre el sueño y la vigilia, lo que hace que sea más fácil despertarte por completo si algo te perturba, como una llamada telefónica o un ruido repentino.

A pesar de esto, el sueño ligero es importante para mantener un equilibrio saludable en el ciclo del sueño y permitir la transición suave hacia etapas más profundas del sueño.

Sueño profundo

Es la fase más importante, ya que es la que determina la eficacia del descanso. La tercera fase del sueño es el sueño profundo, también conocido como sueño de onda lenta. 

En esta etapa, la actividad cerebral alcanza su punto más bajo y el cuerpo experimenta una relajación total. Es crucial para la recuperación física y mental, ya que es durante esta fase cuando el cuerpo lleva a cabo procesos de reparación y regeneración celular. Además, el sueño profundo está asociado con la consolidación de la memoria y el aprendizaje.

Además, es el momento en el que el cuerpo produce hormonas que ayudan a reparar y regenerar tejidos, así como a fortalecer el sistema inmunológico. Evidentemente, aquí descansan cuerpo y mente y es donde recargamos pilas para estar a tope.

Fase REM

La fase REM, o Movimiento Rápido de los Ojos, es una etapa fascinante del ciclo del sueño en la que ocurren varios fenómenos distintivos. Durante ella, los ojos experimentan movimientos rápidos bajo los párpados cerrados, y la actividad cerebral se asemeja a la de la vigilia. 

Es en esta etapa donde ocurren los sueños más vívidos y emocionantes. Aunque el cuerpo está relajado, los músculos principales, como los del cuello y las piernas, pueden estar temporalmente paralizados para evitar que actuemos nuestros sueños.

¿Te ha pasado? Un ejemplo común de la fase REM es cuando nos encontramos soñando que estamos corriendo o bailando, y nuestros músculos parecen estar «paralizados» en la vida real. Esto se debe a la inhibición temporal de la actividad muscular durante esta etapa del sueño.

¡La fase REM es esencial para el procesamiento emocional y la consolidación de la memoria!

Fases del sueño en bebés

Los bebés experimentan un patrón de sueño diferente al de los adultos, ya que pasan más tiempo en fases de sueño ligero y REM. En los recién nacidos, la mayor parte del sueño se distribuye entre el sueño REM y el sueño ligero, mientras que el sueño profundo es más corto y menos frecuente. A medida que los bebés crecen, las fases de sueño profundo se hacen más prolongadas.

Por ejemplo, un bebé recién nacido puede pasar hasta 16 horas al día durmiendo, con ciclos de sueño cortos de alrededor de 50-60 minutos, mientras que un bebé de seis meses puede tener ciclos de sueño más largos, de aproximadamente 90 minutos, con períodos de sueño REM más extensos.

Duración de cada fase y pautas a tener en cuenta

La duración de cada fase del sueño puede variar dependiendo de factores como la edad, la salud y los hábitos de sueño individuales. En general, un adulto pasa aproximadamente un 20-25% del tiempo total de sueño en la fase REM, con ciclos de sueño que se repiten aproximadamente cada 90 minutos a lo largo de la noche.

Es importante tener en cuenta que la calidad y la cantidad de sueño son fundamentales para la salud y el bienestar en todas las edades. Establecer rutinas regulares de sueño, crear un ambiente propicio para dormir y mantener hábitos saludables pueden ayudar a garantizar un sueño reparador y revitalizante.

En KHAMA siempre decimos que dormir es una actividad vital para nuestra salud y bienestar, y un buen ambiente de descanso puede marcar la diferencia en la calidad del sueño. La ausencia de luz y de ruidos molestos, la temperatura o el colchón pueden influir significativamente en el sueño, por lo que es importante prestar atención a todos estos aspectos para tener un descanso óptimo.

Recuerda que dormir bien no es un lujo, sino una necesidad para nuestro cuerpo y mente, que nos ayudará a estar mejor en nuestro día a día y a vivir una vida de calidad.

Carrito
Actualizando...
  • No hay productos en el carrito.
Completa tu pedido
¡Bienvenido/a a
la tienda de KHAMA!
Iniciar sesión

¿Aún no tienes una cuenta en KHAMA? Crea una ahora:

Crear cuenta

Soporte / [email protected]

Crear cuenta

¿Ya tienes una cuenta en KHAMA? Inicia sesión ahora:

Iniciar sesión

Soporte / [email protected]

¡Tenemos un regalo para ti!

Regístrate y obtén un 5% de descuento en tu primera compra.

¡Tenemos un regalo para ti!

Regístrate y obtén un 5% de descuento en tu primera compra.