Conoce los colchones Khama para el verano

Aunque no lo creas, comprar un colchón no es una decisión que deba hacerse de manera rápida. Se trata de un elemento básico en nuestro dormitorio y es la clave para lograr un descanso saludable y duradero. Un colchón tiene muchos años de vida útil, por lo que una elección errónea puede acarrearnos, a la larga, graves problemas de insomnio y de espalda. ¿Qué es lo que hay que tener en cuenta antes de adquirir el nuestro?

  1. La firmeza.
  2. El frescor
  3. La calidez.

¿Tu colchón te da calor en verano?

Lo habitual es que nuestro colchón sea el mismo durante todo el año. Como mucho, solemos darle la vuelta cada cierto tiempo para evitar deformaciones y para poder mantener la limpieza del mismo. Sin embargo, si el colchón que hemos comprado está fabricado en materiales que propician la conservación del calor corporal, en verano dormir sobre él acaba siendo imposible. Por eso mismo, en Khama te ofrecemos la posibilidad de que adquieras un colchón con dos caras diferentes: una para el invierno, con textiles más cálidos, y otra para la época estival, con textiles que favorecen la transpiración. De este modo, te garantizas el comprar el producto que más se adapta de verdad al grado de tolerancia que tienes al calor.

¿En qué materiales puedes fabricar tu colchón para verano?

Si no soportas las altas temperaturas, te recomendamos la selección de nuestro tejido 3D, un material ideal para regular el aire y la humedad. Con él podrás obtener la mayor sensación de frescor posible en las noches de verano, sobre todo si necesitas dormir con ventilación y vives en zona costera con mucha humedad.

Para  lograr una sensación de frescor intermedia, tienes disponible el tejido Feran-Ice®.  Este material permite una sensación de frescor justa, ya que tiene una suave capa hidrofílica, la cual absorbe la humedad, aumenta la capacidad de evaporación y refresca el cuerpo de manera equilibrada.

Si por el contrario, eres de los que duerme tapado hasta las cejas en verano, el mejor tejido es el lino. Este tejido proporciona una sensación optima de frescor sin aportar calor. Es ideal para viviendas en zonas de interior o con poca humedad.

¿Sabes ya qué material es el que necesitas para tu nuevo colchón Khama?

Compartir
Facebook
Twitter
LINKEDIN
Instagram

Leave a comment

*