Consejos para un descanso reparador

En Khama nos hemos propuesto ayudarte a conseguir un descanso reparador. Por eso, queremos ofrecerte una serie de consejos para que las horas que dediques al sueño y al descanso sean lo más saludables y reparadoras.

Uno de los malos hábitos que domina en el S.XXI es dormir menos de lo que el cuerpo necesita debido al estrés y una actividad diaria frenética. También hay que destacar que no sólo importan las horas dormidas, sino la calidad del sueño. Es por eso que dormir mucho no importa, sino dormir con calidad. Esperamos que estos consejos para un descanso reparador te sean útiles.

 

Realiza ejercicio de intensidad baja. Ejercicios como caminar pueden ayudarnos a conciliar el sueño ya que estaremos liberando serotonina. Debemos llevar cuidado con no sobrecargar el cuerpo de ejercicio antes de dormir, sino, conseguiremos el efecto contrario al llenar el cuerpo de adrenalina, elevando la frecuencia cardíaca y aumentando la presión arterial.

 

Ducha con agua caliente. Este simple consejo nos ayudará a favorecer la relajación del cuerpo y lo preparará para el descanso. El agua caliente ayuda a que los músculos se relajen, la tensión desaparece junto con el dolor de piernas y la fatiga mental. Después de la ducha, podemos utilizar una crema corporal perfumada para hidratar la piel durante la noche y tener un agradable olor al irnos a dormir.

 

Evita comer tarde y grandes cantidades. Intenta comer dos horas antes de acostarte y procura evitar alimentos que provocan digestiones pesadas. Recuerda masticar bien los alimentos, sin prisa. Evita bebidas azucaradas, ya que el azúcar activa el cerebro.

 

Nunca lleves trabajo a la cama. Si lo haces, romperás con la asociación que tiene la cama como lugar de descanso. Desconectar a la hora de dormir será más difícil. También es muy aconsejable no dormir con el teléfono móvil al lado. Si no puedes evitar esto, ponerlo en modo silencio o modo avión es una muy buena opción.

 

Toma una bebida caliente. El clásico vaso de leche con una cucharadita de miel puede ayudarnos a conciliar el sueño. La bebida al estar caliente nos aportará una agradable sensación de bienestar. Si somos intolerantes a la lactosa o no nos gusta su sabor, siempre podremos tomar una infusión de manzanilla.  

 

Si tienes algún otro consejo que quieras compartir con nosotros, no olvides hacerlo a través de nuestras redes sociales en Facebook, Twitter o Instagram.

Compartir
Facebook
Twitter
LINKEDIN
Instagram

Leave a comment

*