¿Es normal el olor de mi colchón nuevo?

Lo sentimos, todo producto nuevo, recién fabricado y sin estrenar huele. ¿A alguien se le ocurriría devolver su coche nuevo porque huele a nuevo? Desde luego que no. Esa olor a coche recién estrenado nos gusta y en Khama, la olor a colchón nuevo nos encanta.

Si bien es cierto que la olor a coche nuevo no es algo molesto, la olor de colchón nuevo sí puede serlo. Estamos durmiendo sobre el colchón y hay personas que son más sensibles al olor que otras. Y esa olor puede hacernos pensar: ¿me va a dar alergia? ¿qué llevará este colchón para oler así? Pero no pasa nada, el olor de colchón nuevo desaparece.

Resolvemos algunas de vuestras preguntas más frequentes sobre el olor de colchón nuevo en nuestro post de hoy.

¿Es normal el olor del colchón nuevo?

Cuando compras un colchón nuevo, puede ocurrir que percibas un olor, este olor del colchón es debido a algunos materiales utilizados para tratar el colchón. Cuando fabricamos un colchón, realizamos diversos tratamientos pensados para repeler las manchas, evitar que la humedad y que el moho crezca en el interior del colchón. Estos tratamientos pueden liberar algunos olores, conocido también como el efecto off gassing. En ningún momento esto resulta nocivo para la salud.

¿Qué hacer para eliminar el olor del colchón nuevo?

Cuando compras un colchón nuevo, airéalo varias horas antes de hacer la cama. También se aconseja durante los días siguiente ventilar bien el dormitorio. Esto permite que el olor a colchón nuevo desaparezca antes y no se quede impregnado en nuestra habitación.

Quita el protector de plástico del colchón nada más recibirlo y colócalo sobre tu base. Déjalo airear un par de horas por ambas caras del colchón. Si sabes que eres muy sensibles a los olores, lo que también puede ayudar un poco a disipar el olor antes es colocar en la habitación un ventilador, para conseguir una mayor fuente de aire que ventile el colchón.

 

¿Hay algún riesgo para mi salud el olor de mi colchón nuevo?

Sinceramente, esto depende de los materiales que el fabricante haya utilizado para fabricar ese colchón. Si los productos utilizados en el colchón son químicos, el olor que desprende el colchón te resulta familiar a cuando compras un coche nuevo, pintas tu casa o adquieres ropa.

Con el paso del tiempo e inhalando constantemente estos olores podrían ser perjudiciales para tu salud y a la larga provocar problemas respiratorios o alérgicos. En cambio si los materiales utilizados son naturales, como el lino, la lana, seda o algodón orgánico y certificados como saludables (por ejemplo la certificación OEKOTEX STANDAR 100) no hay ningún riesgo para tu salud.

Compartir
Facebook
Twitter
LINKEDIN
Instagram

Leave a comment

*