Salud

El de las alcachofas saludables

Estamos en temporada de alcachofas saludables. Es curioso que coincida con el comienzo de un ejercicio nuevo. En el primer trimestre del año nos marcamos una serie de propósitos, entre ellos el clásico de apuntarse al gimnasio —apuntarse, que no ir— y ciertos cambios de hábitos que tengan que ver con un estilo de vida saludable, entre ellos el de cuidar la línea. Ponerse a dieta o comer menos. O comer mejor, mejor dicho.

Lo de comer mejor tiene mucho que ver con la dieta mediterránea. Eliminar fritos, procesados, azúcares, gaseosas y bollería e incluir frutas y verduras en nuestra dieta no solo es lo que nos van a decir nuestras madres que hagamos, que además siempre tienen razón en todo, es que también los nutricionistas se han empeñado, fíjate, en quitarnos esos pequeños pecados, disfrazados de pequeños placeres, para darnos una mayor y saludable calidad de vida . Lo que nos quitan por lo que nos dan.

Pero volvamos a las alcachofas saludables, concretamente a los beneficios de la alcachofa. A saber: es rica en fibra, contribuye a controlar los niveles de colesterol en sangre, protege contra las enfermedades cardíacas y favorece la acción antioxidante. En solo dos líneas y así por encima, hemos descrito al Rafa Nadal de las verduras; igual te gana en tierra, en hierba o en pista dura. Además, y acompañada de otros nutrientes, es un alimento muy preciado en cualquier —¿o toda?— dieta que precise de cuidar la línea.

Las alcachofas saludables se puede probar de distintas maneras, pero la más recomendable es entrando a Internet tecleando en el buscador «vuelo barato a Roma…». Todo lo que viene después va a ser mejor. Una vez allí, cansados de comer pizzas y de hacer vida de turista con la cámara réflex colgada al cuello, el estilo de vida romano está a solo una calle de Piazza Navona.

¿Dónde probarla? En Da Giovanna, Via Santa Maria dell’Anima, 12, podremos comer la alcachofa de las dos maneras tradicionales, caccioffo alla romana y caccioffo alla giudia, en una mesita con mantel de cuadros y un medley con canciones de Edoardo Vianello de fondo.