Opiniones: colchones Khama

Opiniones, colchones… ¿Realmente necesitas conocer los comentarios que otros han dejado tras sus compras? ¡Sí! La compra de colchones, aunque es algo que se hace una vez cada diez años, es un proceso que siempre intentamos posponer. Y para acertar con la compra, conviene tener toda la información posible. Sin embargo,  a pesar de que hay tantas opiniones como colchones sobre los motivos que nos impulsan a postergar el momento, en Khama hemos encontrado algunos muy comunes:

  • El mercado avanza muy rápido. Cuando nos decidimos a cambiar el colchón, encontramos mucha información y tecnicismos que nos hacen dudar. No sabemos si estamos comprando a la NASA o qué pasa.
  • Pagar cerca de 1.000€ por un colchón nos parece desorbitado.
  • Por último, nos encanta el arte de procrastinar. Por eso tener un colchón de 15 años no resulta complicado. Excusas tipo: “está nuevo”, “si yo duermo bien”, “estos dolores son de la edad” son las más populares.

¿Por qué es necesario cambiar de colchón?

Seamos sinceros, la adquisición de un colchón debería ser un momento tan importante como el de la elección de los alimentos en nuestra dieta. Y es que, para estar sanos, necesitamos mucho más que hacer deporte y llevar una vida saludable. ¡El descanso es esencial! Un colchón con 10 años ya no nos ofrece el soporte que un día ofreció. Además, con el paso del tiempo, nuestros gustos y necesidades van cambiando y por eso la compra de colchones es necesaria.

Muchos de vosotros os dirigís a nosotros con inquietudes en cuanto a salud, estado del colchón, molestias al dormir… Hoy dedicamos esta entrada de blog a todos aquellos clientes que dieron un paso adelante y ahora disfrutan de la experiencia Khama.

Opiniones sobre colchones Khama

Ángela, de 28 años, nos escribió desde Valencia. Acababa de comprar un piso junto con su chico y poco a poco lo estaban amueblando. Vieron nuestra web y le gustaron los diseños de los colchones. Sabían que al vivir en una zona húmeda, lo mejor sería comprar un colchón de muelles y probaron con Agave: firmeza intermedia realizada en muelles ensacados, uno de los más vendidos en la web. Al cabo de unos días, nos dieron su feedback: “Nos encanta esto de Khama. ¡Dormimos súuuuuper bien! La verdad es que no nos arrepentimos. Mi chico estaba un poco indeciso por eso de no poder probar el colchón en tienda, pero de veras que merece la pena que lo traigan a tu casa y comprobar si te gusta o no. Mil gracias por darnos un descanso que hacía tiempo no teníamos. No nos gusta, ¡nos ENCANTA!”.

Marco, de 40 años, nos escribió desde Lugo buscando colchones para sus papás. Lo tenía claro: sus padres habían tenido siempre un colchón de látex y quería precisamente eso. No tuvo mucho más que investigar ya que en Khama tenemos un modelo en látex, Kolka, con una firmeza suave que es como dormir entre las nubes. Sus padres están ahora muy contentos con el cambio, han notado cómo ha mejorado su descanso y se han dado cuenta de cuánto necesitaban el cambio.

Marta, de 36 años, nos escribía desde Cáceres. Su marido y ella querían cambiar su colchón, ya que estaban con el mismo desde que se casaron hacía ya casi 9 años. Sabían que querían uno de gran firmeza. Al tener una diferencia en peso de más de 40 kilos entre ellos, les recomendamos el modelo Aloe, con una firmeza media-alta que resulta realmente cómodo. Cuando recibieron su colchón, junto con el canapé Yulan y vieron cómo quedaba ahora el dormitorio… ¡No se arrepintieron de comprar online y así nos lo dejaron por escrito!

Estas son tan sólo tres historias de las muchas que recibimos en Khama cada día. Hoy hemos contado la historia de estos tres clientes… ¡pero puede que un día contemos la tuya!

¿Te apuntas a contarnos tu experiencia Khama?

Compartir
Facebook
Twitter
LINKEDIN
Instagram

Leave a comment

*